Qatar 2022 es el epicentro de la arquitectura mundial

Javier Picazo Feli煤

DOHA, 18/11/2022.- Los estadios del mundial de Qatar 2022 han sido la piedra angular de un proyecto faraónico que ha contado con los mejores arquitectos del mundo para reflejar el diseño vanguardista y aspectos de la cultura o la tradición del país, en una obra no exenta de polémica por las condiciones extremas de miles de trabajadores migrantes. En la imagen, el estadio Al Thumama.EFE/ Alberto Estevez
photo_camera DOHA, 18/11/2022.- Los estadios del mundial de Qatar 2022 han sido la piedra angular de un proyecto faraónico que ha contado con los mejores arquitectos del mundo para reflejar el diseño vanguardista y aspectos de la cultura o la tradición del país, en una obra no exenta de polémica por las condiciones extremas de miles de trabajadores migrantes. En la imagen, el estadio Al Thumama.EFE/ Alberto Estevez

Javier Picazo Feli煤

Doha, 18 nov (EFE).- Los estadios del Mundial de Qatar 2022 han sido la piedra angular de un proyecto fara贸nico que ha contado con los mejores arquitectos del mundo para reflejar el dise帽o vanguardista y aspectos de la cultura o la tradici贸n del pa铆s, en una obra no exenta de pol茅mica por las condiciones extremas de miles de trabajadores migrantes.

Norman Foster, Zaha Hadid o Fenwick Iribarren son tan solo algunos de los nombres detr谩s de los ocho estadios de Qatar 2022, en los que el dise帽o se adapta a las necesidades de un Mundial que prioriza en accesibilidad, sostenibilidad y su legado tras el torneo.

鈥淐reo que lo primero que hicimos fue construir los estadios. Trabajamos con est谩ndares de construcci贸n de muy alto nivel y espec铆ficos, que son lo m谩s eficientes posible y que funcionan para la regi贸n (...) La construcci贸n de los estadios fue muy eficiente, hasta un 30% m谩s eficiente que la construcci贸n tradicional鈥, detalla a EFE el CEO del Mundial Qatar 2022, Nasser Al-Khater.

ARQUITECTURA MUNDIAL E INNOVADORA

Los estadios est谩n pensados para ser sostenibles desde el punto de vista energ茅tico con el uso de paneles solares, en la gesti贸n adecuada de los residuos y en su reutilizaci贸n tras el Mundial, ya que seis de los ocho estadios se han constru铆do con materiales modulares y, por lo tanto, podr铆an ser desmontados o modificados tras el torneo.

Adem谩s, ser谩 la primera Copa del Mundo de la FIFA en contar con la certificaci贸n de sostenibilidad ISO 20121 -que establece requisitos para considerarlo un evento sostenible- y en lograr que sea un torneo totalmente neutro en cuanto a emisiones de carbono.

El estadio de Lusail, en el que se jugar谩 el partido inaugural, la gran final y varios encuentros de la fase de grupos, se encuentra 20 kil贸metros al norte de la capital y fue dise帽ado por el estudio de Norman Foster, galardonado con el Premio Pritzker, el m谩s prestigioso reconocimiento en el 谩mbito de la arquitectura.

LUSAIL, LA JOYA DE LA CORONA

Con capacidad para 80.000 espectadores, su dise帽o recuerda a los cuencos tradicionales 谩rabes hechos a mano y sus luces consiguen un efecto de vida en el exterior.

鈥淭en铆amos muchas ganas de crear un emblema reconocible al instante para la final, y para ayudar a Catar a celebrar este incre铆ble logro que ha conseguido (con la adjudicaci贸n del Mundial). As铆 que creamos un recipiente de forma simple. Una geometr铆a que envuelve todo el estadio鈥, apunta Luke Fox, miembro senior del equipo de Norman Foster en una entrevista en Doha.

Inspirado en los farolillos fanar, y sus juegos de luces y sombras, el exterior del estadio se va iluminando poco a poco con una luz c谩lida que arranca con la ca铆da del sol, mientras que el interior es un festival de luz y sonido.

鈥淟evantamos la estructura del suelo para que cuando la gente entre al estadio llegue casi al centro (...) Da una sensaci贸n de teatro. Creamos este espacio reducido dentro, y luego sales y est谩s en este incre铆ble estadio, ya sabes, con 80.000 asientos, que est谩 inundado de luz. Quer铆amos crear contraste entre el interior y el exterior鈥, destaca el arquitecto.

El estadio se construy贸 con materiales sostenibles, el agua reciclada es la que riega las zonas verdes colindantes y el uso de paneles solares nutre las necesidades energ茅ticas y el aire acondicionado dentro del campo.

鈥淭uvimos que trabajar en un sistema de refrigeraci贸n pasiva con una especie de fluido inform谩tico y un modelado din谩mico para asegurarnos de que baj谩bamos la temperatura al nivel del campo para los jugadores y tambi茅n para todos los aficionados. Ese fue un gran desaf铆o. La refrigeraci贸n se lleva a cabo a trav茅s de unos niveles inferiores debajo de los asientos鈥, destaca Fox.

EL LEGADO TRAS LA COPA DEL MUNDO

Adem谩s, se cuid贸 mucho su uso tras el Mundial, de modo que no se convierta en un 鈥榚lefante blanco鈥, como se designa a los espacios que tras la organizaci贸n de un evento quedan abandonados por su alto coste de mantenimiento y falta de previsi贸n.

Cuando se entregue la Copa del Mundo tras la final, Lusail tendr谩 una segunda vida. Se espera que el espacio se redise帽e para transformarse en un lugar para la comunidad con escuelas, un centro comercial, espacios deportivos y centros de salud. El exterior y el techo se mantendr谩n y los asientos se donar谩n a pa铆ses que necesiten este tipo de material.

Estos mismos est谩ndares de calidad y sostenibilidad se aplican a otros estadios con dise帽o innovador como el Al Janoub, con capacidad para 40.000 espectadores y dise帽ado por Zaha Hadid; el Al Thumama de la firma Ibrahim Jaidah y capaz de usar un 40 % menos de agua que uno convencional; el Al Bayt de AS+P Albert Speer con su coqueta forma de tienda beduina o el 974 de Fenwick Iribarren, el primer estadio cubierto desmontable y reutilizable por completo al estar construido 铆ntegramente por contenedores de transporte y acero modular.

CUNA DEL DISE脩O

Catar no solo no ha reparado en gastos para sus estadios, sino que la ciudad acoge a los mejores arquitectos del mundo, en su empe帽o por darle un sentido estil铆stico moderno y tecnol贸gico al pa铆s, y convirtiendo a sus edificios en obras de arte.

De este modo Rem Koolhaas, I.M. Pei y Jean Nouvel, todos ellos premios Pritzker, dise帽aron la Biblioteca Nacional, el Museo de Arte Isl谩mico y el Museo Nacional, respectivamente, mientras que el Museo de Arte Moderno fue asignado al franc茅s Jean-Fran莽ois Bodin.

A medio plazo, Catar ya ha anunciado que los tambi茅n Pritzker Jacques Herzog, Alejandro Aravena y el mencionado Koolhaas se har谩n cargo del Museo Lusail, el Art Mill y el Museo del Autom贸vil.

鈥淐atar tiene grandes ambiciones y est谩 en el escenario mundial. Y es que ha experimentado una enorme evoluci贸n en los 煤ltimos 20 贸 30 a帽os. As铆 que tratar de captar ese esp铆ritu ha sido una parte vital de nuestro trabajo. Utilizamos nuestra experiencia en todo el mundo y la aplicaci贸n de todas esas tecnolog铆as para aplicarlas a los proyectos鈥, apunta Fox. Un dise帽o moderno y vanguardista que lleva la firma de los m谩s destacados arquitectos.

鈥淓s un pa铆s que est谩 basando su esfuerzo en varios campos como la educaci贸n, la cultura y el deporte, que son los tres pilares del pa铆s y en todos los campos est谩n pidiendo edificios a los mejores arquitectos del mundo鈥, a帽ade por su parte Mark Fenwick, cofundador del estudio Fenwick Iribarren Architects, autor de tres estadios del Mundial.

UNA CONSTRUCCI脫N POL脡MICA

Los estadios no solo destacan por su dise帽o, sino por la enorme pol茅mica que gira en torno a su construcci贸n por las condiciones laborales de los trabajadores despu茅s de que diversas organizaciones defensoras de los derechos humanos hayan denunciado abusos, impagos o condiciones laborales extremas que han provocado miles de muertes.

En concreto, una investigaci贸n de The Guardian cifra en 6.500 los fallecidos en estas tareas desde 2010, mientras que la organizaci贸n Human Rights Watch (HRW) responsabiliza a la FIFA de adjudicar el Mundial sin la debida diligencia en materia de derechos humanos y sin establecer condiciones sobre la protecci贸n de los cerca de 30.000 trabajadores migrantes empleados en las infraestructuras del Mundial.

Cifras que contrastan con las 3 muertes oficiales relacionadas directamente con la construcci贸n de los estadios y las otras 37 de forma indirecta que no se produjeron en las zonas de trabajo.

Denuncias que Catar defiende con la implementaci贸n en tiempo r茅cord de medidas como la aprobaci贸n de un salario m铆nimo o la 鈥渁bolici贸n鈥 del sistema de patrocinio que obligaba a los empleados a plegarse a las necesidades de las empresas.

As铆 mismo, representantes de la Organizaci贸n Internacional del Trabajo y de la Confederaci贸n Internacional de Sindicatos han defendido tambi茅n recientemente el progreso tangible del pa铆s, aunque han criticado deficiencias en su implementaci贸n. EFE

jpf /hma

(video) (foto)